Ir al contenido principal

Formas de entrar en el templo




Principalmente existen dos formas de entrar en la iglesia:

- Comitiva: Se forma una procesión al ritmo de la música, encabezada por las damas de honor, si las hay, seguidas por la novia del brazo del padrino, pajes, novio con la madrina, padres que no hacen de padrinos, testigos, familiares y demás invitados.



- La espera del novio: El novio con la madrina acceden sin música y se quedan de pie frente o junto al altar, él a la izquierda de la madrina. Todos los invitados esperan dentro del templo. Tras la espera, suena la música elegida y la novia hace la entrada triunfal del brazo izquierdo del padrino. Los pajes deben estar delante o detrás según preferencias, aunque es más vistoso delante abriendo el paseo. Esta es la forma más espectacular de las dos pero exige más organización en cuanto a que los invitados estén en sus lugares cuando entra el novio.

Las variaciones son que en el primer caso, el sacerdote puede abrir la comitiva o esperar en el altar, y en el segundo, si la madrina o padrino están impedidos, ser sustituidos por otra persona que le entregará el novio o novia, para que a su vez lo entregue ya en el altar.

La novia, en el paseo de entrada irá acompañada del padrino. La variación más elegante, en lugar de agarrar la novia el brazo del padrino, es sujetar con ambas manos el ramo de flores. El padrino agarrará con su mano izquierda el brazo derecho de la novia entre el codo y la muñeca, más cerca de esta. La novia irá medio paso por delante del padrino para ser ella la que esté más libre, ya que tiene que tirar del vestido. Los pasos de ambos serán cortos y juntando los pies tras cada paso opcionalmente. Cuando llegan al altar el padrino toma la mano de la novia y se la entrega al novio, con algún mensaje espontáneo correspondiente. Será el momento en el que, si la novia lleve el velo sobre el rostro, sea levantado y echado para atrás por el novio.

Sea cual sea la opción elegida, en el altar se situarán el novio y novia -a la mano izquierda del novio- en el centro, flanqueados respectivamente por padrino y madrina. Los padrinos suelen estar en esa posición, pero en ciertas bodas, como las reales, están un poco separados, a ambos lados del altar acompañados por sus parejas, dejando solos a los novios en el centro. Los testigo, pajes y damas de honor, también pueden situarse en el altar, así como los cónyuges de los padrinos a los lados de éstos.

Esta composición suele estar de espaldas a los invitados, pero para que sea más visible para ellos la ceremonia, pueden situarse novios y padrinos de perfil a un lado del altar. Si se quiere seguir un ubicación de los invitados, los de la novia ocupará la izquierda mirando al altar de la iglesia y los del novio a la derecha.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Decoracion con Globos para boda

Maquillaje de novia para una boda en la playa

Si te decides por una boda en la playa, significa que eres un alma bohemia y libre -de tal manera que el maquillaje para esa fecha especial deberá denotar calidez y frescura. Un matrimonio en un sitio tropical requiere de pocas pero eficaces armas que te ayudaran a lucir al máximo. Al recrear este look, toma en cuenta una cosa: luminosidad -ese será el secreto del éxito.
En general, debes buscar productos con SPF y de larga duración para evitar que la base o el delineador se "derritan" en las altas temperaturas. Asimismo, si eres muy blanca ten cuidado al aplicar cosméticos para broncear o dar color -lo que menos quieres es lucir anaranjada el día de tu casamiento. No lo pienses dos veces y aprende a lograr un maquillaje de bodas ideal para la playa o ciudades calurosas.
Preparación
Bien sea que tengas un color claro o pertenezcas al bando de las morenas, tu piel -al quedar un poco más descubierta- necesitará reflejar la luz. Para obtener ese tono saludable, …

Peinado de Trenzas para la Novia

Trenzas, trenzas, trenzas. La locura por las trenzas se ha desatado. Modelos, actrices, princesas, aristócratas, presentadoras, todas han caído rendidas ante el hechizo del pelo trenzado. ¿Por qué gustan tanto las trenzas? Pues porque son sencillas, cómodas, muy prácticas, ya que mantienen el cabello alejado de la cara, y a la vez resultan atractivas, femeninas y coquetas. Por supuesto, las novias, que sois muy listas, también os habéis echo eco de esta nueva tendencia de peinados naturales, inundados de creatividad y poblados de trenzas. ¡Aquí os dejo fotos con ideas!