Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2013

El Esmoquin Perfecto

Aunque la etiqueta sugiere que debe usarse para bodas formales que se celebren después de las 6:00 pm, el uso de esta prenda masculina se masifica cada vez más.

Muchos hombres consideran que el gran problema del vestuario de la boda recae sobre la novia y tienen razón, en parte, pero se les debe hacer notar que ellos también serán protagonistas, darán un paso muy importante en sus vidas y ¡aparecerán en todas las fotos! Así que también deben lucir grandiosos.

¿Te cuesta comprometerte?

La ciencia explica por qué a algunas mujeres (y hombres) les cuesta tener una relación a largo plazo.

El día Anterior a la Boda

En forma
Si has hecho una dieta severa para que tu hermoso vestido se ajuste a la perfección, seguro el gran día estarás tan ansiosa que tu apetito se duplicará y la acidez se apoderará de ti. Así que llegar con el estómago vacío a la fiesta no es buena idea. El día anterior debes comer saludablemente,

minimoon

Hay un término que se ha dejado escuchar últimamente por los blogs de bodas neoyorquinos, una de las capitales nupciales del mundo, y que empezaba a sonar con fuerza hará ya unos doce meses: la minimoon, o lo que es lo mismo, la hermana pequeña de la honeymoon o luna de miel, es la nueva versión del viaje de novios que más de moda se ha puesto entre las parejas de recién casados, que apuestan por una escapada corta pero intensa tras la boda en lugar del tradicional viaje de una o dos semanas.

Combinación perfecta

Una jarra de plata sobre un espejo antiguo no es común como centro de mesa, pero su uso como florero lleva en sí una connotación clásica, como la que MY Group Eventos pensó para esta decoración de matrimonio inspirada en la estética vintage, muy a tono con el escenario en el que los novios decidieron celebrar su boda: el Hotel de La Ópera, en el barrio La Candelaria, Bogotá.

Los diseñadores partieron de un color que no puede ser más romántico, el rosado, y sus derivaciones les sirvieron para crear en torno a este una paleta que se extiende a la vajilla, pasa por los caminos de mesa y las servilletas, y se pone de presente una vez más en las flores de la vajilla, en los centros de mesa y hasta en los cupcakes, macarons y golosinas que se exhiben en la mesa de los postres. La combinación de piezas antiguas exclusivas con otras modernas, pero de corte romántico, fue la consigna para lograr un efecto que sorprende por su sutil eclecticismo.

El blanco, color tradicional de las novias, sir…